jueves, 27 de abril de 2017

~ Toro Sentado, el Impecable Jefe y Líder de los Sioux Lakotas ~



Related image
                          
                               ~ Toro Sentado ~ 

~ el Impecable Jefe y Líder de los Sioux Lakotas ~


Tatanka Iyotanka,  mas conocido como Toro Sentado en español, o Sitting Bull en inglés, vino al mundo aproximadamente en el año 1831, en la tribu de los Hunkpapas, una de las  siete ramas de los Sioux Lakota. Le tocó liderar al pueblo Sioux, en el ocaso de los viejos tiempos, producto de la llegada del hombre blanco a sus tierras ancestrales, con todas las desastrosas consecuencias que ello tendría para su cultura, sus formas de vida, su filosofía y sus antiguas tradiciones.

Dotado de un privilegiado intelecto, una gran sabiduría intuitiva y grandes poderes espirituales, con el paso del tiempo llegaría a convertirse  en una de las figuras mas prominentes del mundo nativo americano. Ya desde muy pequeño se destacaron en él, sus grandes dotes naturales de líder, las que lo llevaron a ser elegido jefe de las tribus Sioux, antes de cumplir los 30 años, algo poco frecuente, ya que normalmente ese era un cargo que ocupaban personas mayores y con mas rango y experiencia, producto del paso de los años.

Desde muy pequeño se acostumbró a ver y a conocer a los hombres blancos, debido a los diversos y frecuentes intercambios comerciales entre ambos mundos, los que ocurrieron sin demasiados conflictos por muchos años antes de la invasión de sus tierras. Por aquel entonces, para las tribus Sioux, la vida cambiaba muy rápidamente, y mucho mas aún, luego de la penetración de sus tierras por parte del ejército norteamericano, y con mayor razón aún, luego de que se descubrió oro en sus territorios. Lo que acentuó mucho los conflictos, los enfrentamientos y todo tipo de tropelías e injusticias, las que finalmente culminarían con las tribus confinadas en las tristes reservaciones.

Es muy importante el señalar, que en general para el indígena norteamericano los conceptos de guerra y de guerrero, tenían nociones muy diferentes que las que poseía el hombre blanco. No debemos olvidar, que el dinero era un concepto inexistente para ellos, y que los intercambios comerciales se realizaban en base al trueque. Tampoco tenían en su cultura la idea de la propiedad privada de la tierra, idea que les parecía muy extraña y alejada de sus conceptos legendarios. Mas bien, ellos eran orgullosos hijos de la Tierra, a la que cuidaban, respetaban y reverenciaban como a una Madre.

Desde muy joven recibió instrucción espiritual, lo que lo convirtió no solo en un implacable guerrero, sino también en un gran chamán, y un calificado y eximio curandero. Un hombre sagrado, de gran visión, en el que destacaban su profunda sabiduría, la prudencia, la humildad, la generosidad  y la nobleza de su carácter. Siempre atento a las carencias y las penurias de los mas débiles, al cuidado de los ancianos y al servicio desinteresado en cumplimiento de las necesidades de quienquiera que lo necesitase.

En forma natural emanaba de su figura, la impronta y el sello de los grandes hombres. De sus ojos y su mirada, brotaba en forma espontánea la compasión, la sonrisa sincera y el sano orgullo. De sus plumas, la íntima relación con los mundos sutiles, las altas esferas y el mundo espiritual. De su Chanupa, la pipa sagrada, el amplio conocimiento ceremonial de la medicina del  abuelo tabaco, su predilección por la paz y su conexión y unidad con el Gran Espíritu.

En tiempos de guerra, fue un gran guerrero. En tiempos de paz, un gran abuelo, un sabio impecable  y un ejemplo para su pueblo. Solo legitimizaba el uso de la violencia, como respuesta a la agresión de su comunidad y su gente, y luego de haber agotado en forma pacífica, todas las instancias para evitar el conflicto, las disputas y la guerra.

Una y otra vez fue engañado por promesas y tratados que solo tenían valor en el papel. Ya  que en la realidad nunca se cumplieron, y solo escondían las oscuras ambiciones y los  turbios propósitos escondidos, camuflados tras palabras huecas y carentes de poder. Propias de quienes no tienen a la Verdad como un valor fundamental, en el que se sustente el progreso y el desarrollo de las naciones.

Gran parte de su existencia la pasó luchando en condiciones extremadamente desiguales, donde su arrojo, valentía y astucia lo convirtieron en una leyenda viva en la lucha contra la injusticia,  la opresión, el despojo y la traición. La que no estuvo ausente de inviernos fríos y rudos, escasez de comida, inclementes persecuciones, triunfos, derrotas,  y el exilio en tierras lejanas. Además de los sufrimientos y penalidades diversas de su pueblo, producto del acoso y la crueldad del ejército norteamericano, así como de la penetración de sus territorios por los colonos y los aventureros de todo tipo que se multiplicaron rápidamente en busca del oro.

Finalmente, cercano a cumplir los sesenta años, fue asesinado cobardemente por una partida de policías renegados, en la reservación Sioux, Standing Rock.  En un confuso incidente propiciado por quienes veían en su figura el paradigma de la dignidad, el ejemplo y la resistencia de un jefe impecable, de pura cepa, elevado conocimiento y recto proceder. Puede resultar increíble, pero para muchas autoridades  de la época, el único indio bueno, era el indio muerto......

Sin temor a equivocarme, puedo decir que Toro Sentado fue la encarnación de los principios y los valores fundamentales de los pueblos originarios, donde en particular, la palabra tenía un valor sagrado y trascendente. Donde los jefes, estaban dispuestos a entregar su vida, defendiendo los derechos de su gente, sus costumbres ancestrales, o protegiendo la vida de los ancianos, y especialmente la de lo niños, ya que veían el ellos el futuro y la prosperidad de sus naciones. 

Toro Sentado, fue adorado por los pequeños, reverenciado por los jóvenes y respetado tanto por sus pares, como por los ancianos, así como también por sus ocasionales rivales. Una de sus grandes virtudes, sin duda fue el don de la palabra, la que se nutría e inspiraba en las fuentes de la verdad y el conocimiento profundo y genuino. De seguro, cuando Toro Sentado hablaba, las piedras se alegraban, los bisontes y los lobos danzaban, los cuervos asentían con sus cantos y las nubes coloreaban el horizonte dando a entender la aprobación de los mundos superiores y de las tribus aladas.

A diferencia de los tiempos actuales, donde los liderazgos los ejercen personas egocéntricas, intolerantes, sin escrúpulos, ambiciosas e ignorantes. Quienes gobiernan sin ningún tipo de consideración por la suerte de los pueblos que representan, y se caracterizan, por la absoluta falta de sintonía entre sus palabras, sus pensamientos y sus acciones. Las que no ocupan sus cargos por sus méritos o por su sabiduría, sino por sus posesiones, su fama y sus relaciones con el poder, y que no trepidan, sin ética ni moralidad alguna en llevar adelante sus agendas ocultas y su egoísmo sin límites.

Todo mi respeto y mi reverencia a Toro Sentado, y a todos los que como él, hicieron de su vidas un valioso ejemplo de lo que debe ser un verdadero y auténtico líder. Caminando sus vidas con la frente en alto, con humildad, compasión y rectitud, y con la mente y el corazón siempre al servicio de los dictados del Gran Espíritu.











miércoles, 26 de abril de 2017

~ Bienvenidos al blog ~ Aguila Blanca Andina ~

 

          Bienvenidos sean todos quienes visitan el blog:                                     ~ Aguila Blanca Andina ~

Este blog ha sido creado con el propósito de difundir pensamientos, reflexiones y energías de Paz, Luz y Amor. Y de ese modo, sumarse a todas las distintas redes de Luz y convergencia espiritual que existen en distintos puntos del planeta, desde donde se emiten en forma permanente, vibraciones y frecuencias que de algún modo u otro contribuyen al proceso del despertar de la Consciencia de la Humanidad.

Tanto los  artículos, como los contenidos de los mismos, que encontrarán publicados en el blog, giran principalmente en torno a temas vinculados a  la historia, la cultura, el shamanismo y la espiritualidad. Siempre vinculados y entrelazados a una mirada sensible y particular a través del espejo de la consciencia. Los mismos, corresponden al punto de vista y a las experiencias y enseñanzas acumuladas en el camino de mi vida, la que ya se extiende hasta por 60 años.

Las fuentes de inspiración y la intención de los diferentes artículos, suelen estar ligadas a algunos de los distintos maestros y guías que junto a mi esposa Karen, hemos  ido encontrando en el camino espiritual, y a los que servimos con modestia  y reverencia. Dichos maestros pertenecen a distintos linajes o regiones del mundo espiritual, como por ejemplo, la gran Fraternidad de Luz de los Maestros Ascendidos, Las Huestes Angélicas o bien, nuestros amados Gurús.

Entendemos por espiritualidad un concepto muy amplio e ilimitado, que nos invita  a descubrir e indagar en el inmenso e infinito potencial que nos pertenece por derecho propio a todos los seres humanos, como hijos directos de la divinidad. Además, estamos seguros de que cuando mas hombres y mujeres despierten, y se hagan conscientes de la verdad del Ser, reconociendo la divinidad que mora en si mismos, entonces el proceso para el resto será mas fácil. 

En la gran mayoría de la humanidad, esta verdad aún se encuentra dormida en la forma de una semilla  que yace  en estado latente,  en espera del importante y propicio tiempo del despertar de la consciencia . Por lo tanto, y desde esa perspectiva, si es que así lo desean, los invitamos a difundir y compartir los contenidos del blog, con personas afines a los intereses, propósitos e intenciones implícitas en el mismo.

La verdadera espiritualidad en modo alguno es excluyente. Se nutre de todas las fuentes de las distintas tradiciones, los diferentes pueblos y culturas, y los maestros y sabios que las inspiraron y les dieron origen, en las distintas etapas del desarrollo del género humano en el planeta y en la madre naturaleza. Entonces, la mirada del blog, es muy abierta, expansiva, tolerante y ecuménica.

Por lo tanto, con mucho respeto los invitamos a que entren, observen e indaguen, y en lo posible disfruten de los escritos del blog. Los que han sido concebidos con Amor, sencillez y humildad. De corazón, esperamos que sean de alguna utilidad y aporten alguna enseñanza a quienes los lean y reflexionen en los contenidos.

Si se cumplen al menos en parte esos modestos propósitos, estaremos muy contentos y agradecidos.

~ Paz, Luz, Amor y Bendiciones Para Todos ~






~ Verdad, Rectitud, Amor, Paz y No Violencia ~

Image result for fotos evocadoras de paz amor verdad  y no violencia

~ Verdad, Rectitud, Amor, Paz y No Violencia ~

La Verdad, la Rectitud, el Amor, la Paz y la No Violencia, son grandes valores o principios universales, los  que han inspirado y nutrido en gran medida a todas las sagradas escrituras del mundo entero en cualquier tiempo o época. Aún cuando dichas escrituras puedan diferir externamente en algunos aspectos o detalles en cuanto a estos nobles principios, siempre los encontraremos presentes en los fundamentos y las raíces en las que se sostienen todas ellas. Algunas quizás lo declaran o manifiestan en forma mas clara y abierta, y otras en forma mas bien velada o simbólica, pero dichos valores son como los rayos del  Sol, que brillan, iluminan  y les dan vida a cada una de las mismas.

El restablecimiento y el fortalecimiento de dichos valores fundamentales, es un imperativo para crear sociedades mas justas, plenas y elevadas. No es necesario ser un profeta, para darse cuenta de que si estas virtudes o principios fueran el fundamento y el sostén de las sociedades, el progreso, el avance y el desarrollo de las mismas estaría absolutamente garantizado. Sin duda, estos habrán sido los propósitos, la voluntad y las intenciones  de los diferentes maestros, que propiciaron los grandes movimientos espirituales y religiosos de todos los tiempos y todas las épocas.

Solo una pequeña porción del género humano, correspondiente a unas pocas almas mas adelantadas, son las que pueden elevarse por encima de sus creencias personales y percibir la unidad subyacente en las eternas verdades propagadas por todas las grandes religiones. El incremento sostenido de dicho número,  es algo que le daría mucha fuerza al avance de las fuerzas de la Luz. Y como consecuencia de ello, a la resolución de muchos de los problemas que aquejan al mundo contemporáneo.

Algo muy diferente, es el errado entendimiento y las discrepancias entre los credos y las religiones, debido a las hostilidad, los dogmas y las estrecheces mentales de quienes se apropiaron fraudulentamente de estas grandes verdades. Manipulándolas y creando movimientos, escuelas  y entendimientos dogmáticos y discriminatorios, que ponen afuera y descalifican a todos aquellos quienes promueven miradas y ángulos diferentes a tales miopes y limitadas comprensiones espirituales. 

Ahí podemos ver, la raíces y las causas de gran parte de los males y calamidades que padece la humanidad, las que en gran medida se pueden reducir al oscuro velo que se produce cuando prevalecen la ignorancia, el miedo y la insensatez espiritual. Entonces, lo que podemos ver en el mundo en la actualidad, es la prevalencia y la supremacía de las tendencias opuestas, vale decir, las guerras, el odio, la falsedad, la incorrección y la violencia. Todas ellas mezcladas y combinadas en diferentes formas y proporciones. 

Naturalmente hay muchos ángulos y razones diferentes para comprender dichas situaciones, pero la principal, y de la que se derivan todas las otras, en la gran ignorancia espiritual  en que se encuentra sumida la humanidad. Lo que hace casi imposible levantar el velo de la ignorancia y percibir con apertura mental y discernimiento las   grandes verdades espirituales, así como el principio de unicidad inherentemente implícito en  los orígenes  de todas ellas.

La Verdad, es todo aquello que es inmutable, no sujeto a interpretaciones, y que se sostiene por si mismo en cualquier situación, estado  o condición.  Es la perfecta ecuación que se produce cuando la palabra, el pensamiento y la acción caminan alineadas en la misma dirección. Esto lo podemos ver reflejado en en un gesto sincero de  bendición, o en la profundidad de la mirada sincera, ya que los ojos tienen la capacidad de expresar sin dobleces la verdad del alma. La vida florece en la verdad.

La Rectitud,  en su alta concepción, nos lleva a la consciencia de que todas nuestras actividades deben ser llevadas con corrección, honestidad, humildad y gentileza, y siempre cuidando de no causar perjuicio a nadie, bajo ninguna forma. Independiente de nuestro nivel o discernimiento espiritual, nuestra consciencia y nuestro corazón, siempre de una forma u otra, saben lo que es correcto y también por añadidura, lo que no lo es. Vivir con corrección nos hace libres.

El Amor, es la vibración mas elevada que existe en el universo. Es el poder que pone todo en movimiento y en el que se sustenta la omnipotencia Divina. Es la clave de todas las claves, la que se encuentra representada en el sagrado mantra OM, el corazón de Dios. Los sabios y los santos son un buen ejemplo de la incondicionalidad del Amor, llevando sus vidas adelante siempre en forma impecable, amorosa y haciendo de la tierra un mejor lugar para todos. Un vida llena de Amor, en una vida llena de plenitud.

La Paz en su sentido mas amplio y expansivo, es un estado del Ser. Dicho estado solo puede ser alcanzado por aquellos que han logrado controlar y aquietar la mente, el mundo de los deseos, las pasiones inferiores y todas sus derivaciones,  vale decir, los tormentos interiores. Transformándose de modo natural, en un vehículo para que ese elevado estado influya positivamente en cualquier atmósfera o situación en la que se encuentren. Un reflejo de ello, son los maestros que finalmente han logrado la iluminación; y a quienes podemos usar como fuente de  inspiración para que nosotros podamos algún día también lograr la dicha de ese estado. Vivir en Paz debiera ser nuestro anhelo mas elevado.

La No Violencia, es el actuar siempre evitando herir o hacer daño al prójimo, sea este de la naturaleza que sea. En el alto entendimiento de que cualquier daño que causamos a otros, también nos lo causamos a nosotros mismos. Vale decir, la comprensión de que todos somos Uno, y pertenecemos a la misma familia Divina. Lo que ciertamente incluye a todos los reinos de la naturaleza, y sus diferentes dimensiones, y en particular a la Madre Tierra. La vida sin violencia engrandece y eleva al hombre a su propia divinidad.

La sinergía que se produce cuando estos grandes valores trabajan juntos es enorme, ya que en su base y en su naturaleza descansa en el genuino poder Divino. Similarmente podemos imaginarnos las posibilidades implícitas  en la potencialidad de la mano del ser humano, donde cada dedo por si mismo puede hacer y lograr grandes cosas, pero cuando los cinco trabajan unidos, los beneficios y las posibilidades aumentan exponencialmente. 

El día que los seres humanos seamos capaces de poner en práctica los principios  implícitos en estos grandes valores universales, y hagamos de ellos la fuerza y la filosofía que nutra y vitalice nuestros corazones, entonces si podremos pensar en una nueva Edad Dorada para la humanidad. Para que ello ocurra, necesariamente se necesitan abrir nuevos caminos para un nuevo tipo de líderes, que sean capaces de encarnar vivamente los principios de los valores humanos de la  Verdad, la Rectitud, el Amor, la Paz, y la No Violencia.

Este artículo a sido inspirado por la incomparable sabiduría y las enseñanzas de mi amado maestro, Bhagavan Sri Sathya Sai Baba. Cuyos principios filosóficos, en forma simple,  se pueden sintetizar precisamente en el cumplimiento de  estas  cinco grandes virtudes espirituales.


~ Sathya, Dharma, Prema, Shanti, Ahimsa ~


Image result for raras fotos de sai baba
                                           








viernes, 14 de abril de 2017

~ El Arte de Pensar Positivamente ~

Image result for imagenes de buda meditando




~ El Arte de Pensar Positivamente ~

Probablemente ninguna facultad en el hombre sea tan poderosa y con tantas potencialidades, como lo son las facultades propias de la mente. Entre ellas una de las principales tiene que ver con el pensamiento. Los pensamientos surgen en la mente del hombre en forma natural y espontánea, al igual como las olas emergen en el océano, y en gran medida determinan las experiencias de la existencia humana. Moldeando y determinando de  paso nuestra personalidad, la calidad de nuestra vida y naturalmente nuestro propio destino.

En la sociedad contemporánea, desde muy pequeño el hombre recibe muchas instrucciones y educación de variada índole, pero raramente recibe indicaciones en torno a la importancia capital que tiene la práctica de cultivar buenos pensamientos. Los pensamientos son energías que recorren las corrientes astrales, y por ley de afinidad, son atraídos hacia campos energéticos de similar vibración, lo que finalmente nos puede traer mucho beneficio o también perjudicarnos en gran medida, de acuerdo a la naturaleza de los mismos.

En general es muy común, que debido a la ignorancia social respecto de todas estas implicaciones, desde muy pequeños recibimos todo tipo de influencias y enseñanzas erradas que nos llevan hacia la generación de pensamientos y campos energéticos negativos. Los que por su propia frecuencia vibratoria, afectan a las fuerzas vitales y pránicas, debilitando el cuerpo físico así como también a los campos energéticos de los cuerpos sutiles. 

Pensamientos de temor, ira, odio o desprecio, son causa de grandes desequilibrios en nuestra personalidad, y además son causa de grandes perturbaciones que afectan el balance químico del cuerpo, lo que gradualmente atrae un sinnúmero de enfermedades. Además de afectar gravemente la atmósfera de todas nuestras actividades y relaciones.

Un sabio proverbio antiguo señala: 

" Siembra un pensamiento, y cosecharás una acción, 
  siembra una acción y cosecharás un hábito, 
  siembra un hábito y cosecharás una tendencia,
  siembra una tendencia y cosecharas un carácter,
  siembra un carácter y cosecharás un destino. "

De dicho sabio refrán se puede inferir que el hombre es el arquitecto de su propio destino. Igualmente podemos concluir en la importancia que tiene el entender los alcances, la trascendencia y las repercusiones que tienen los efectos de los pensamientos en nuestras vidas. Por lo tanto, dichas consideraciones son muy importantes de comprender en forma correcta, por todos aquellas personas que desean progresar en su desarrollo y evolución espiritual.

Uno de los pasos esenciales para el cultivo del pensamiento positivo, es comprender la importancia fundamental que tiene en nuestras vidas la práctica de la introspección. La introspección nos lleva al silencio interior, aquel maestro que todos llevamos en lo mas profundo de nuestro Ser. Desarrollar una relación sólida y permanente con el silencio, también es de gran ayuda en el camino interno, al que igualmente podemos llamar el camino del corazón.

Cualquier maestro o sabio que se haya elevado a las alturas de las Consciencia Cósmica, necesariamente debió ejercer un gran control de la facultad y el arte del buen pensar. Siempre será muy conveniente entonces, leer los libros, estar en su presencia física o seguir las enseñanzas de aquellos maestros que supieron cruzar exitosamente las aguas turbulentas de la mente inquieta, y finalmente lograron la Liberación.

El pensar positivamente tiene muchas ventajas y es una forma de acercarnos al descubrimiento de quienes somos realmente. Vale decir, el Ser esencial o la chispa divina que mora en el corazón de cada ser humano. Los pensamientos son vibraciones de alta resolución, y que al igual que las flechas, buscan su destino una vez que son emitidos. Ya el hecho de ser conscientes de aquello, debiera ser una seria advertencia de las consecuencias que por el contrario, generan los pensamientos negativos, y del inmenso daño que pueden causar no solo al destinatario de los mismos, sino también a quien los emite.

Una de las principales leyes cósmicas, es la ley del Karma, la que nos indica que toda acción genera una reacción, la que puede llegar ya sea en forma inmediata, en el mediano plazo, en cualquier momento, o bien en el largo plazo, lo que lógicamente incluye encarnaciones futuras. Eso depende de diversos factores y de las particularidades de cada caso o situación. Entender en forma correcta la ley del Karma, eleva nuestra consciencia, lo que  de manera automática regula nuestros comportamientos, actitudes y conductas.

Pensamientos  y sentimientos de buena voluntad, nobleza, compasión, armonía espiritual, humildad o gentileza, tienen la enorme capacidad de transformar la personalidad humana, elevándola hacia lo sublime y lo divino.

Dicha clase de pensamientos y sentimientos son muy poderosos, traen grandes beneficios a quien los emite en la forma de dulces bendiciones, generando tranquilidad, limpiando la mente subconsciente y son un gran impulso para vivir una vida con altos propósitos y metas espirituales superiores. Desde el punto de vista yóguico, la mente individual es una frecuencia o una onda expansiva de la Mente Cósmica. Por lo tanto, el entrenamiento en la práctica del buen pensar, produce un  alineación de ambas corrientes, con todos los dividendos y beneficios implícitos en ello.

Naturalmente que para que esto ocurra, no solo se necesitan buenas intenciones, sino una práctica sostenida, en que la autodisciplina cobra vital importancia. El control del mundo de los sentidos, la práctica regular de la meditación, el uso correcto de la ciencia de los mantras, los ejercicios de pranayama y hatha yoga, una buena alimentación, el desarrollo de una buena relación con lo sagrado y lo divino. Son todos aspectos que ayudan en gran medida, para lograr que nuestra mente se focalize en la generación y la permanencia de los pensamientos positivos.

Este artículo a sido inspirado en las enseñanzas de mi amado Gurú, Swami Jyotirmayanada. Y el título a sido tomado de un libro escrito por Él, bajo la misma denominación. Mas abajo se encuentra un enlace a su website, para quien pueda sentirse interesado en saber mas acerca de Él.

http://www.yrf.org/






miércoles, 12 de abril de 2017

~ Kali Yuga, la Edad del Miedo, la Oscuridad y la Ignorancia ~


vivimos en el apocalipsis biblia

~ Kali Yuga ~
      ~ La Edad del Miedo, la Oscuridad y la Ignorancia ~

 Kali Yuga, es un término sánscrito que deriva de las antiguas escrituras de la India, el cual representa un ciclo de tiempo específico, aunque no necesariamente lineal. En general, las sagradas escrituras de la India son muy liberales en cuanto a la forma en que se refieren al tiempo, de ahí, que es mejor entenderlo sin darle demasiada importancia al tiempo cronológico. Además, que es muy importante el comprender que todos sus contenidos siempre se expresan en lenguaje alegórico o figurado.

En cualquier caso, es cierto que hay mucha coincidencia entre lo eruditos y los entendidos en la materia, en que su fecha de inicio es alrededor de 3.200 años antes de nuestra era, época inmediatamente posterior al advenimiento en la tierra del Avatar Sri Krishna, acontecimiento que  se encuentra bellamente narrado en el poema épico El Mahabharata. En la concepción hindú, la evolución y la vida en el planeta transcurre periódicamente en ciclos circulares de tiempo llamados Yugas. Los que se suceden en períodos regulares, yendo desde Sathya Yuga, Treta Yuga, Dvapara Yuga y finalmente Kali Yuga.

En cualquier caso, este artículo solo pretende humildemente describir brevemente las condiciones imperantes durante el Kali Yuga, y las consecuencias que esto tiene para la humanidad en el tiempo presente. En Occidente, podemos encontrar una cierta similitud con los tiempos del Apocalipsis, lo que se encuentra descrito en la parte final del Nuevo Testamento, en las escrituras cristianas. Las que de la misma manera se encuentran escritas en forma de profecías que describen metafóricamente la situación mundial imperante en los tiempos actuales o modernos.

Desde el punto de vista espiritual, el Kali Yuga, describe y se refiere al estado mental y evolutivo que envuelve a la humanidad en su gran mayoría, en los tiempos contemporáneos. En el cual predominan la confusión, el caos, la violencia, el miedo, y por sobre todo, la ignorancia. Preponderantemente la ignorancia espiritual, fuente de todos los males.  No hay que ser un vidente o un profeta para darse cuenta de la situación predominante en el planeta, y de las dificultades que padece la gran mayoría de la población, independientemente de su situación social. Aún cuando todo esto siempre se da en diferentes grados y niveles, y desde luego siempre quienes mas sufren sus consecuencias, son las capas sociales mas desposeídas y con casi nula posibilidad de progresar y evolucionar.

Para nadie es una novedad, el que el mundo desde siempre a sido escenario de una lucha fenomenal e interminable entre las fuerzas de la Luz y las fuerzas de la oscuridad. Hoy en día, ese combate alcanza ribetes nunca antes vistos, y la oscuridad pareciera ganar terreno expandiendo sus tenebrosos y sombríos tentáculos en todas las direcciones. Hay muchas razones y muchos ángulos para comprender esto, pero quizás el mas importante tiene que ver con el olvido de la humanidad de su Origen Divino.

Dicho proceso se encuentra simbólicamente narrado en la parábola bíblica de Caín y Abel. Cuando el hombre decide separarse de su esencia divina y seguir tras los pasos del ego. El identificarse con lo que realmente no es, vale decir el ego, tuvo consecuencias tremendas y catastróficas para el género humano, y precisamente ahí podemos ver las raíces y las causas originales de todos los padecimientos de la humanidad. Ya que ahí es precisamente donde surgieron todas las tendencias o cualidades negativas, tales como el egoísmo, la vanidad, el narcisismo, la hipocresía, la avaricia, la codicia, la mentira, la ira, la corrupción, y todos los atributos que son los ropajes propios con que se reviste la oscuridad. Y que naturalmente son un camino que indefectiblemente conduce hacia la ruina, la desolación y la destrucción.

Entre sus múltiples consecuencias podemos mencionar el estado de semi inconsciencia en que vive sumida parte importante del género humano, viviendo en la ilusión y persiguiendo incansablemente los amargos frutos del mundo de los deseos. Nuevamente podemos ver representado esto en la historia bíblica de Adan y Eva, frente al árbol del bien y el mal, también llamado el árbol de los deseos. Dicha identificación a causado al hombre grandes perjuicios y trastornos, entre los que cabe mencionar, debido a su gran importancia, la absoluta falta de control del mundo de los sentidos. 

Esto lo podemos ver entre otros factores, en la forma irracional en que se alimenta la población, en los hábitos perniciosos y faltos de moderación, en el pésimo manejo del libre albedrío, en la falta de fe y confianza en si mismo, y en las permanentes conductas erróneas. Lo que finalmente lleva al hombre debido los efectos de la ley del Karma, a sufrir las consecuencias de todos los excesos que inexorablemente conducen a la enfermedad, el debilitamiento,  la depresión y la sensación de vacío interior.

La falta de conexión con su Ser interno, a llevado al hombre moderno a una una degradación tal, que prácticamente se  a transformado en una pobre criatura llena de temores, dudas y miedos, viviendo la vida en forma mecánica, aburrida, triste y ausente de esperanza. La mentira y la falsedad son algo común y habitual, la corrupción es como una miasma que todo lo envuelve, y  el optimismo y el entusiasmo brillan por su ausencia.

Esto es muy importante de comprender, ya que por analogía la situación mundial es una amplificación global de todas estas incorrecciones. Y por desgracia, el mundo globalizado hoy es gobernado y liderado por una trama de personajes oscuros, arrogantes y egocéntricos, en contubernio con los poderes fácticos y económicos como nunca antes en la historia de la humanidad. Donde una parte exigua de la población [ 1% ], tiene el control y el poder total, y en gran medida determina el destino y la suerte del resto.

Las guerras, la devastación del planeta, el hambre, la pobreza, la corrupción, la falta de oportunidades y en general, todas las calamidades y catástrofes que azotan a la tierra, naturalmente que tienen solución. Desgraciadamente esa pequeña parte que tiene todo el control, también vive sumida en el miedo, el pánico, el apego y el terror a la pérdida. Por lo que se aferran desesperadamente a mantener sus posiciones sin importar la forma ni los procedimientos que utilizan para lograr sus propósitos, y no pueden ver que en su miopía, egoísmo y falta de moralidad, también están las raíces y las causas de su caída y su inminente perdición. 

Si miramos a las clases dirigentes, tales como gobernantes, ministros, autoridades políticas, administrativas, educacionales, religiosas, empresariales, etc, veremos en general, que  salvo honrosas excepciones,  dichas tendencias e inclinaciones negativas se encuentran presentes en   todas sus formas,  en diferentes combinaciones y proporciones. Y si seguimos así, sucesivamente podemos llegar hasta la organización social mas pequeña, que es la familia, y veremos que las situación tampoco es muy diferente. Y mas aún, si miramos con honestidad nuestras propias vidas, podremos observar con seguridad que muchas de dichas tendencias y propensiones, las cuales vemos con tanta claridad en el mundo exterior, también nos alcanzan a nosotros mismos, y naturalmente oscurecen y perturban nuestras existencias.

Entonces, eso es Kali Yuga, un ciclo de tiempo en la historia del hombre en que la ignorancia, la inconsciencia, el materialismo, el temor atávico, y todo tipo de conductas violentas, irracionales y crueles envuelven en un velo de oscuridad a la Consciencia Divina, la que subyace en la esencia de todo Ser. 

Simbólicamente es como si la humanidad se hubiera quedado ciega. Y en un mundo de ciegos, los que guían el destinos del resto, son como ciegos guiando a otros ciegos. Y entonces ahí se genera el caldo de cultivo para las conductas terroristas, la violencia irracional, las guerras eternas, las bombas  y todos los desastres que vemos a diario en los medios de comunicación.

Mientras el hombre permanezca desconectado de su corazón, su espíritu y su alma, y  no se reconozca como quien realmente es, la situación actual es muy difícil que cambie. Sin un cambio absoluto del paradigma racional y materialista, el despertar espiritual y el cambio de consciencia parece una quimera muy difícil de lograr.

Según han manifestado múltiples veces y en diversas formas muchos maestros iluminados, el momento mas oscuro de la noche, ocurre justo antes del amanecer, y desde el punto de vista espiritual avanzado, ese es el momento que vive la humanidad en la actualidad. Un mundo mejor solo es posible cuando los que van mas adelante van despertando, y en ese despertar van inspirando, alentando y guiando el camino de quienes vienes mas atrás. 

Finalmente somos todos uno, estamos todos relacionados en la gran familia de la humanidad, y provenimos del mismo origen. Cuando comprendemos esto, se abre el corazón, y se despierta el sentimiento de la compasión. Y entonces, ya podemos ver en el horizonte a Sathya Yuga, la edad del Amor, la Unidad y la Verdad, lo que comúnmente se conoce como la Nueva Era o la Edad Dorada. La cual, por lo demás, a sido ampliamente vaticinada en diferentes formas por las distintas tradiciones, escuelas místicas, fábulas, mitos y leyendas del mundo antiguo.

No es Dios quien se a olvidado del mundo, sino mas bien, es el mundo quien se a olvidado de Dios. Quienquiera que lo busque o lo invoque en la forma correcta en cualquiera de sus nombres y formas, siempre será respondido. Por lo tanto, si damos un paso hacia Dios con Amor y Reverencia, el dará diez pasos en nuestra dirección.


~ Que la Paz, el Amor y la Conciencia Crística brillen en el corazón de la humanidad. ~









lunes, 10 de abril de 2017

~ El Arbol de la Paz y el Entendimiento ~



Image result for el arbol de la paz iroquesa


  ~ El Arbol de la Paz y el Entendimiento ~

       ~ El Arbol de la Paz y el Entendimiento ~


En la tradición de los pueblos iroqueses se encuentra la bella narración de la leyenda del Arbol de la Paz. Dicha narración cuenta en forma poética, los hechos que ocurrieron en tiempos de la formación de la confederación de la liga de las naciones iroquesas, sucesos que ocurrieron probablemente unos 3 o 4 siglos antes de la llegada de los europeos a América. Aunque invariablemente las leyendas y los mitos hay que entenderlos mas allá de las fechas históricas, y siempre en forma alegórica.

Según cuenta la leyenda, el mismo Gran Espíritu descendió de las estrellas, encarnado en la forma física de Deganawida, también llamado el gran  pacificador, quien se crió en la tribu de los hurones, y  en la forma de Hiawatha, quien provenía de la tribu de los Onondagas. Ambos, grandes Seres de Luz, recorrieron incansablemente por años las distintas tribus iroquesas, sembrando las semillas de la paz y la concordia, en tiempos en que las vibraciones de la violencia y la crueldad de las  guerras asolaban a las tribus de los grandes lagos.

De seguro no habrá sido una labor nada de fácil, ya que las rencillas, los ataques, las disputas y todas sus fatales consecuencias y secuelas llenaban los corazones de odio, desavenencias y sed de venganza. Eran tiempos en que se habían degradado mucho las antiguas costumbres, los buenos hábitos y la sabiduría que había perdurado por incontables generaciones en los siglos precedentes en los pueblos que habitaban el continente americano. 

La mala hierba de las tendencias negativas se había expandido en todas las direcciones, tomando la formas del egoísmo, la arrogancia, la mentira, la violencia destemplada, y en general de todos aquellos comportamientos diabólicos que han ensombrecido desde tiempos remotos los progresos y avances de las sociedades humanas.

Pero ambos, tanto Deganawida, como Hiawatha, eran Seres muy especiales, con mucha sabiduría, gran oratoria, paciencia infinita y tremenda fe en los dictados propios del Gran Espíritu. Poco a poco fueron recorriendo y aunando los espíritus y las voluntades de las tribus, logrando finalmente la gran convocatoria de las cinco naciones iroquesas: Mohawk, Oneidas, Onondagas, Cayugas y Senecas. Posteriormente se unirían también a la alianza los Tuscaroras.

Y así fue como todo lo que empezó como sueño lejano, utópico y poco probable, se fue transformando en realidad. Finalmente, durante meses los mensajeros recorrieron las tribus invitando no solamente a  jefes y dirigentes, sino a todos aquellos que quisieran participar de tan magno acontecimiento. El que tendría lugar en las cercanías del sagrado lago Onondaga, en las estribaciones de las montañas de los que hoy conocemos como el estado de Nueva York.

El punto de reunión escogido, fueron los alrededores del pino mas alto y mas anciano que encontraron en la comarca. En los días previos a la luna llena que daba inicio a la temporada de otoño, llegaron desde todas las direcciones miles de viajeros de todas las edades, incluidos muchos niños, mujeres y ancianos, quienes no quisieron perderse la auspiciosa ocasión. En las noches, las fogatas se multiplicaban como la luz de las estrellas y durante el día se podía sentir la fragancia del entusiasmo, la esperanza y la armoniosa hermandad que se respiraba alrededor de los tipis. 

Las pequeñas aves cantaban dulcemente, los animales danzaban en alegría y las nubes hablaban en su misterioso lenguaje, acerca de los magnos acontecimientos que estaban por ocurrir. Así también, el mágico y reverente vuelo de cuervos, halcones y águilas, daban a entender el consentimiento del cielo, las altas esferas y por cierto, el de las tribus aladas.

Luego de observar tres días de riguroso silencio, para purificar cuerpos, mentes y espíritus, Hiawatha, habló solemnemente ante la expectante asamblea de las cinco naciones. Habló acerca de la necesidad y la importancia de arrancar de raíz el árbol de la guerra, que tan profundamente había afectado a las generaciones recientes. Levantando su mano, simbólicamente les mostró cuan diferente era cuando los cinco dedos de la mano trabajaban en consonancia, colaboración y armonía, y de todo la inmensa fuerza que residía en el poder de la unidad. Invitó a los líderes de las cinco naciones a convertirse en la mano del Gran Espíritu y a desterrar de sus pueblos los nefastos hábitos de la violencia, no solo de sus pueblos, sino también de todos aquellos pueblos que serían influenciados en la generaciones venideras. 

Luego pidió a todos los presentes que se unieran, y utilizando solamente las manos cavaran una profunda fosa en torno de las raíces del árbol. No sin antes solicitar respetuosamente al espíritu del árbol, su sacrificio, en beneficio de los principios y las semillas que sus palabras estaban logrando en el corazón de todos los presentes. Y así fue que las manos de todos se encontraron trabajando y entrelazándose, hasta que finalmente, luego de exalar el último suspiro, el inmenso pino se desvaneció y cayó al suelo con gran estruendo. Dejando ver una gran cavidad, la  que permitía ver las corrientes subterráneas del infra mundo, dominio de las bajas pasiones, los comportamientos virulentos y las conductas erróneas.

En aquel momento solicitó a los jefes que arrojaran dentro de la cavidad, todas las armas que alguna vez hubieran sido usadas para derramar sangre humana o que hubieran sido usadas en la guerra. Sucesivamente todos los guerreros fueron siguiendo el ejemplo de los jefes, hasta llenar la abertura con todas las armas que nunca mas se usarían para dañar a otros seres humanos. 

Al día siguiente se tapó el agujero con tierra fértil. Y en el pequeño promontorio sobre el mismo, Hiawatha volvió a hablar. Esta vez se refirió a la importancia simbólica de la ocasión, ya que junto a las armas enterradas, también habían sido enterrados los conflictos, la desconfianza y todo el sufrimiento impreso en la violencia de las conductas agresivas y belicosas. 

En el mismo lugar sugirió plantar un nuevo árbol, como símbolo de la Paz y el Entendimiento, que significaban los importantes y trascendentes acuerdos logrados, Escogiendo para ello un joven y hermoso pino blanco. Señalándoles a los presentes que observaran como las hojas de un  árbol, en su gran sabiduría, jamás se dañaban o se agredían a si mismas y siempre en forma natural buscaban el beneficio mutuo. Aquel árbol, simbolizaba la importancia de la Paz, como condición necesaria para el florecimiento y el desarrollo sano de cualquier sociedad humana.

Habló con mucha sabiduría acerca de nuevos acontecimientos por venir, de una nueva era en que serían visitados por hombres blancos que vendrían de islas lejanas. Junto a ellos también llegarían hombres fuertes de raza negra, y posteriormente aún los de raza amarilla. Además les habló de una larga noche oscura, similar a la hora mas oscura que antecede al amanecer de un nuevo día, en que las cosas empeorarían mucho, antes de que hubiesen de llegar  tiempos mejores. 

Pero también les habló de esperanza y renacimiento, de un nuevo ciclo en que las razas se fundirían en el arco iris, y los hombres finalmente comprenderían y recordarían su origen divino. Así como de lo sagrado de todas las formas de vida en las diferentes dimensiones y esferas que evolucionan en la madre tierra. De la hermandad original de los hombres, los animales, la aves, los ríos, los valles, los cristales, las rocas y las montañas. De la importancia de observar respeto por los mayores, los sabios y los abuelos, y de nunca dejar de recordar y sentir el eco de la voz interna, que vibra en lo mas profundo del corazón de los seres humanos.

Al pasar el tiempo, la influencia de la confederación de las cinco naciones se expandió mucho por todo el territorio norteamericano. Tanto en las llanuras y las praderas, como en las montañas y los bosques, fueron muchos los pueblos y las tribus que siguieron su ejemplo. Erradicando las costumbres violentas y sus raíces, sanando sus viejas heridas, recordando sus antiguas tradiciones, y reconociendo la unidad y el origen primordial de todos los seres, de todos los reinos, como hijos y herederos del Gran Espíritu. 

Este artículo en particular está centrado en el árbol de la Paz, que es solo un aspecto, entre los amplios principios y los grandes acuerdos alcanzados por la gran alianza. De hecho, muchos historiadores modernos consideran que parte de la inspiración y de las ideas de Tomas Jefferson en la redacción de las constitución de los Estados Unidos, fueron influenciados por los lineamientos y principios que nutrieron los grandes acuerdos logrados en tiempos de la gran confederación iroquesa.

En tiempos actuales, la Paz parece una quimera, y la violencia arrecia en muchas formas y maneras que oscurecen y perturban la vida en las sociedades modernas. Resulta penoso observar a los líderes que actualmente rigen los destinos de las naciones, quienes cual lobos con piel de oveja, llenos de arrogancia, soberbia e ignorancia,  y nublados por oscuros y torcidos intereses egoístas, se muestran absolutamente incapaces de hacer frente a las diversas crisis que azotan al planeta. Manteniendo de paso, a parte importante de la humanidad sumida en el miedo, la pobreza, el hambre y la inconsciencia.

En cualquier caso, finalmente los gobiernos son un fiel reflejo de la consciencia de quienes gobiernan. Por lo tanto, si queremos tener mejores gobiernos, necesariamente debemos aprender a gobernarnos de mejor a nosotros mismos, ya que eso tiene mucho poder e influencia en las sociedades a las que pertenecemos.

Quiera Dios, que poco a poco la dormida humanidad pueda despertar del largo sueño de la inconsciencia, y finalmente se establezcan los precedentes para generar una nueva era de Paz, igualdad, progreso y prosperidad.

La única manera de traer Paz a la sociedad, es encontrarla primero en nuestro interior, y para eso necesariamente hemos de cultivar todas aquellas virtudes y cualidades como la tolerancia, la generosidad, el respeto, la paciencia, el servicio o la honestidad, y generar redes o frecuencias, por las que estas tendencias puedan circular libremente, e influenciar primero a la consciencia individual y luego por consiguiente a la consciencia colectiva.

Que el Gran espíritu nos pueda guiar con prudencia y sabiduría, por los caminos de la concordia, el entendimiento y finalmente, encontremos la Paz espiritual en nuestros corazones.